Los aparatos de ortodoncia hacen las fuerzas necesarias para corregir las posiciones de los dientes o de los huesos maxilares y conseguir de esta manera los objetivos del tratamiento ortodóncico. Existen multitud de técnicas y tipos de aparatos de ortodoncia. En este apartado clasificamos de forma resumida los aparatos que utilizamos de forma habitual en la clínica. En el apartado  Vídeos de aparatos  se pueden ver representaciones dinámicas de algunos de estos aparatos.

 
Brackets

Los brackets junto con los arcos y otros elementos (elásticos,...) son la parte fundamental de lo que entendemos como aparatos fijos de ortodoncia. No es posible entender la ortodoncia actual sin los brackets ya que son imprescindibles en muchísimos tratamientos para la obtención de objetivos dada la gran capacidad terapéutica que tienen los sistemas de ortodoncia fija.

Existen diferentes tipos de brackets que se utilizan habitualmente en la clínica de ortodoncia y que pueden satisfacer las necesidades de los distintos tipos de problemas y pacientes ortodóncicos.

     · Brackets metálicos: 

               · Estándar

               · De autoligado.

     · Brackets estéticos: 

               · Brackets transparentes (estándar o de autoligado).

               · Brackets linguales.

Placas removibles

Son aparatos que constan de una base de plástico adaptada a los dientes y encías, y de unos elementos metálicos que sirven para sujetarlos a la boca y realizar diferentes movimientos dentarios. Por su carácter de removibles el paciente es responsable de ponerlos y quitarlos, y de seguir las instrucciones que se le den en la clínica.

 Normalmente se utilizan de forma independiente en la arcada superior y/o inferior: placas sencillas.

Un tipo especial de este tipo de aparatos es el "Twin Block" o placas gemelas, que utilizamos con cierta frecuencia en la clínica y que entran en la categoría de aparatos ortopédicos.

Aparatos ortopédicos

Los aparatos ortopédicos tienen como objetivo modificar el desarrollo de los huesos maxilares. Son aparatos propios del paciente en crecimiento. Utilizamos tres tipos de aparatos ortopédicos:

- Aparatos funcionales: su objetivo es mejorar el crecimiento mandibular.

     · Activador / Bionátor.

     · Regulador de función (aparato de Fränkel).

     · Aparato de Herbst / Forsus®.

     · Twin block o placas gemelas.

- Aparatos de tracción: sirven para frenar o estimular el crecimiento del maxilar superior.

     · Aparato de tracción extraoral.

     · Máscara facial.

     · Mentonera de tracción anterior.

- Aparatos de expansión: Su finalidad es ensanchar el paladar.

     · Quad Hélix.

     · Aparato de expansión rápida del maxilar superior (disyunción).

Aparatos plásticos ("ortodoncia invisible").

Son aparatos realizados en material plástico transparente, muy delgado, perfectamente adaptado a los dientes. Sin ser totalmente invisibles son aparatos muy estéticos, especialmente si se comparan con los brackets metálicos. Asimismo son aparatos cómodos y permiten una excelente higiene bucal.

Según su finalidad pueden ser:

     · Pasivos: Se utilizan como aparatos de "retención", es decir, sirven para mantener las posiciones dentarias que se han obtenido con otros aparatos en la fase activa de tratamiento.

     · Activos: Con ellos se realizan correcciones ortodóncicas. Dentro de esta categoría destaca la técnica Invisalign® que actualmente utilizamos en la clínica, con gran éxito en casos especialmente indicados.

Auxiliares

Son elementos que se utilizan de forma aislada o en combinación con otros aparatos y pueden servir para diferentes propósitos (anclaje, expansión,...). Algunos de los que solemos colocar en la clínica son los siguientes:

     · Lip bumper.

     · Arco lingual.

     · Barra palatina.

     · Aparato de Nance.

Microimplantes

Los microimplantes son pequeños tornillos de titanio que sirven como anclaje para realizar determinados movimientos dentarios. Se ponen a través de la encía (sin cirugía) y su aspecto es parecido al de un piercing. Se vienen utilizando desde hace unos años y su uso ha contribuido a mejorar los resultados de distintos tipos de tratamiento por lo que se han hecho imprescindibles en diferentes problemas ortodóncicos.

Férula oclusal

La férula oclusal es un aparato que se usa para modificar la oclusión, es decir, la mordida. De la misma manera que una plantilla modifica la forma de pisar, la férula oclusal cambia la forma de morder.

Se utiliza en problemas de funcionalismo mandibular (dolores, bloqueos,...) para relajar la musculatura, aliviar molestias, mejorar la movilidad, etc. 

Asimismo puede usarse como diagnóstico previo a la ortodoncia cuando se sospechan problemas funcionales que hay que valorar antes de empezar los tratamientos.